Un nuevo artículo sobre los daños que la pirotecnia causa a los animales

3 Jul 2019

La pirotecnia puede dañar a los animales no humanos de muchas maneras. El ruido, las luces, las chispas, las llamas y los humos pueden causarles daños físicos, como por ejemplo lesiones en su aparato auditivo. Y también les ocasionan miedo y otras formas de sufrimiento psicológico, como desorientación y angustia. De hecho, se ha estudiado que algunos animales como los perros, especialmente los cachorros, pueden sufrir estrés postraumático debido al intenso miedo y la ansiedad causados por ruidos prolongados e impredecibles. Su agudo sentido del oído hace que esto sea más dañino para ellos que para los humanos. También se han observado respuestas graves al estrés en gatos, aves y otros animales que viven en áreas urbanas. Otros animales pueden sufrir envenenamiento al ingerir restos de los explosivos que quedan dispersos por el campo.

Por otra parte, el mayor número de animales afectados por la explosión de fuegos artificiales y petardos son, con diferencia, los invertebrados y los pequeños vertebrados. Aunque los efectos sobre ellos han sido menos estudiados, sabemos que también pueden experimentar respuestas al estrés y otros daños físicos. Para ellos, las explosiones y sus efectos pueden ser mucho mayores debido a su pequeño tamaño.

Puedes leer más información sobre esto en el enlace siguiente:

Cómo daña la pirotecnia a los animales

Se están explorando espectáculos de luz alternativos que causan menos pánico en animales no humanos, si bien tales espectáculos de luz o sonido al aire libre siempre asustarán o desorientarán a algunos animales.