Veganismo

Rechazar el especismo supone no tratar a los animales no humanos de una forma en que nunca trataríamos a humanos. Para ayudar a fomentar las actitudes especistas en la sociedad, deberíamos vivir de una manera que no suponga la explotación de animales no humanos, y animar al resto a hacerlo también.

En la actualidad hay muchas formas en que los animales son dañados por humanos. Pero esto no se debe a que quienes los explotan sean personas malvadas que disfruten dañándolos (al margen de unos pocos casos inusuales). Se debe a que hay en la sociedad una gran falta de consideración por los intereses de los animales que está institucionalizada en las normas culturales, y una demanda de productos y servicios de animales. Esta demanda puede satisfacerse solamente al producir un gran sufrimiento a los animales y, en muchos casos, al privarlos de sus vidas.

Debido al creciente interés sobre esto, millones de personas en todo el mundo han decidido vivir sin usar productos de origen animal y dejar de causar daños a los animales. Esta posición se llama veganismo. En los enlaces de abajo encontrarás más información sobre veganismo.

 

Veganismo

El veganismo no es solamente un tipo de alimentación, sino una posición práctica que tiene que ver con la manera en que actuamos con los animales. Supone vivir sin explotar animales de cualquier manera, incluyendo en la alimentación, la vestimenta y el entretenimiento.

 

Animales veganos

Los animales que viven como compañeros son alimentados a menudo con otros animales que han sido explotados y enviados a mataderos para producir alimento. No hay motivo por el cual deberíamos preocuparnos por algunos animales como los perros, y no procuparnos por los animales usados para alimentarlos, como los cerdos. Pero, afortunadamente, hay formas de que los animales no humanos vivan de manera saludable sin consumir alimentos de origen animal.

 

Explotación animal

Miles de millones de animales son matados cada año por humanos para nuestro propio beneficio. Además, se les hace sufrir de maneras terribles. Son capturados, o criados en condiciones insalubles y estresantes, siendo forzados a tener vidas llenas de miedo, dolor y aburrimiento. En ocasiones sufren también enfermedades crónicas o daños. Los motivos por los que se hace esto son variados. La cría y muerte de animales para la producción de ciertos tipos de comida es la más habitual, pero los animales son también matados para producir tejidos, como entretenimiento, o para ser usados como trabajo o herramientas, incluyendo su uso como herramientas de laboratorio.