Experimentación animal

Se usan animales no humanos en laboratorios para varios propósitos. Algunos ejemplos de experimentación animal incluyen el testado de productos, el uso de animales como modelos de investigación y como herramientas educativas. Dentro de cada una de estas categorías puede haber también muchos propósitos diferentes por los que se usan. Por ejemplo, algunos son usados como herramientas para investigación militar o biomédica; algunos, para probar cosméticos y productos de limpieza del hogar; y algunos se usan en clases de disección para enseñar a adolescentes la anatomía de las ranas o para realizar una tesis doctoral.

El número de animales usados en experimentación animal es, sin duda, más pequeño que el de animales usados en otros ámbitos como las granjas o la industria pesquera,1 pero se estima que más de 100 millones de animales son usados cada año,2 lo cual es un número importante.

Las formas en que estos animales pueden ser dañados en procedimientos experimentales, también conocidos como vivisección,3 varían. Sin embargo, en casi todos procedimientos los animales sufren de manera importante, y en la mayoría de ellos terminan con la muerte de los animales.

Hay una diferencia importante a día de hoy entre la consideración que se permite a los sujetos potenciales y reales usados en los experimentos, dependiendo de si son animales humanos o no humanos. Pocas personas hoy apoyarían la experimentación en seres humanos de formas perjudiciales y, de hecho, resulta indicativo de esto que dicha investigación esté fuertemente restringida por la ley, si no directamente prohibida. Cuando se permite la experimentación en humanos, es siempre en un contexto de individuos que la consienten, por los beneficios personales que les sirven como incentivos. No es el caso de los animales no humanos.

Esto no se debe a ninguna creencia de que la experimentación en humanos no pueda traer conocimiento importante (de hecho, parece obvio que esta práctica supondría conocimiento mucho más útil y relevante para los humanos que cualquier experimentación en animales no humanos). Más bien, la razón para este doble estándar es que los animales no humanos no son tenidos en consideración moral, porque no se tienen en cuenta los fuertes argumentos contra el especismo.

En las siguientes secciones, se tratan las áreas más importantes en que se usan animales no humanos en laboratorios o aulas, así como los métodos de investigación que no utilizan animales.

Animales utilizados para experimentación

Investigación ecologista

Se mata y se hace sufrir a los animales para estudiar el impacto que los químicos pueden tener en el medioambiente. Algunas de las organizaciones ecologistas más importantes han estado presionando a favor de esta práctica, en muchos casos con éxito, pese a la oposición de quienes defendemos a los animales.

Experimentación de cosméticos y productos del hogar

Si bien la experimentación en animales de nuevos cosméticos y productos del hogar es ilegal en lugares como la Unión Europea, se lleva a cabo en otros países, donde los animales son cegados, se les provoca dolor extremo, y son matados.

Investigación militar

El uso de animales para probar nuevo armamento, balas y agentes químicos, así como el efecto de las quemaduras y el veneno para fines militares, sigue llevándose a cabo de manera oculta. Muchos animales mueran de formas terribles a consecuencia de este uso.

Experimentación biomédica

Animales de diferentes especies son dañados con diversos fines en la investigación biomédica debido a la ausencia de implantación de métodos sin animales. Esos animales son dañados de muchas formas que la mayoría ignora.

Experimentación con nuevos materiales

Cuando se desarrollan nuevos materiales, a menudo son testados utilizando métodos como cultivos celulares o de tejidos, así como modelos computacionales. Sin embargo, los materiales son también testados de manera habitual en animales que son matados con posterioridad.

 

Animales utilizados en educación

Uso de animales en educación primaria y secundaria

La disección y el uso de animales de otras maneras ha sido una práctica habitual en varios países durante la educación primaria y secundaria a lo largo de muchos años. Esto supone matar a un gran número de animales, y educar a las nuevas generaciones en la idea de que es aceptable dañar a los animales para nuestro beneficio.

Uso de animales en universidades

En los departamentos científicos de muchas universidades se lleva a cabo la investigación, la enseñanza y el entrenamiento sin usar animales como herramientas de laboratorio. sin embargo, los animales siguen estando sujetos a todo tipo de procedimientos en otros lugares.

 

Hacia un futuro sin animales dañados en laboratorios

Métodos de investigación que no usan animales

Quienes defienden la experimentación animal afirman a menudo que la única alternativa a dañar a los animales es detener el progreso científico, pero esto no es cierto. En la actualidad hay disponibles muchos métodos no perjudiciales.

Empresas que experimentan en animales

A pesar de que muchas empresas no experimentan en animales sintientes, hay otras que eligen seguir llevando a cabo experimentos en animales por no querer implantar nuevos métodos.

Empresas que no experimentan en animales

En la actualidad muchas empresas eligen no dañar a los animales en el desarrollo de productos, sin que por ello la calidad y la seguridad queden afectadas en lo más mínimo.


Notas

1 Cada año se matan decenas de miles de millones de animales en mataderos, y billones de animales son pescados y matados en piscifactorías. Para una estimación al respecto, ver Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (2013) “Ganadería primaria”, FAOSTAT [referencia: 24 de enero de 2017]. Ver también Mood, A. &  Brooke, P. (2010), “Estimating the number of fish caught in global fishing each year”, Fishcount.org.uk [referencia: 18 de octubre 2010]; (2012) “Estimating the number of farmed fish killed in global aquaculture each year”, Fishcount.org.uk [referencia: 18 de febrero 2013].

2 Ver al respecto Taylor, K.; Gordon, N.; Langley, G. & Higgins, W. (2008) “Estimates for worldwide laboratory animal use in 2005”, Alternatives to Laboratory Animals, 36, pp. 327-342 [referencia: 11 de abril de 2013].

3 Aunque el término “vivisección” significa literalmente “cortar vivo a un animal”, esta palabra ha ampliado su significado en el lenguaje habitual para aludir a cualquier tipo de uso invasivo en laboratorio de un animal. Los defensores de la experimentación animal prefiren no usarla, debido a sus connotaciones negativas, que prefieren evitar, mientras que quienes se oponen a la misma suelen afirmar que no debe´ria haber un problema en usar este término dado el significado que ya tienen en el lenguaje común. Estos últimos defienden que su rechazo se debe a una intención de usar un lenguaje que nos es explícita sobre cómo se usan los animales en este campo.