Un nuevo artículo sobre el sufrimiento de los animales en la naturaleza, que explica la importancia de la biología del bienestar

21 Jan 2019

Una tarea muy importante para quienes quieran ayudar a los animales en el mundo salvaje consiste en el desarrollo de un campo de investigación que estudie cuál es su situación. La denominación que se ha propuesto para tal campo es la de “biología del bienestar”. Con este término se puede entender el estudio de los seres vivos y su ambiente, en relación con su sufrimiento y su felicidad, es decir, lo que se conoce como su bienestar negativo y positivo.

Acabamos de publicar un artículo en nuestra sección sobre el sufrimiento de los animales en la naturaleza para abordar esta cuestión. En él explicamos algunas de las razones principales para que la biología del bienestar sea un campo de investigación reconocido y respetado en la comunidad académica y por el público general. Esto último es crucial para evitar o reducir el sufrimiento de los animales en la naturaleza. Puedes leer este artículo aquí:

La biología del bienestar

A pesar de la gran cantidad de sufrimiento que ocurre en la naturaleza, este asunto ha sido pasado por alto hasta hace poco en distintos ámbitos, incluyendo el campo académico y quienes defienden a los animales. Esta indiferencia explica en parte por qué nuestra capacidad actual de estimar los efectos de nuestras acciones dedicadas a ayudar a los animales en la naturaleza es aún muy limitada. Si quienes investigan sobre la sintiencia animal, biología y otras disciplinas relacionadas comenzaran a dedicar parte de sus esfuerzos a estudiar este asunto, se aumentarían de manera significativa nuestras posibilidades de evitar o reducir grandes cantidades de sufrimiento y muchas muertes.

El reconocimiento del potencial que puede tener la creación de una biología del bienestar es el primer paso para promocionar la investigación en este campo. Tal investigación es esencial para guiar las estrategias que tienen como objetivo mejorar la situación de los animales que viven en la naturaleza. Y lo que puede ser más importante: es algo que puede dar reconocimiento a este campo, e influir en quienes desarrollan políticas relacionadas con las medidas a tomar para mejorar la situación de los animales en el mundo salvaje.

Crear un campo académico no es tarea fácil. Pero es posible, especialmente cuando hay un interés creciente entre el público hacia un tema particular. Si estudiantes, personas del mundo académico y quienes defienden a los animales comienzan a tomarse en serio la situación de los animales en sus ecosistemas naturales, es probable que la biología del bienestar, como un campo de estudio reconocido, se convierta en una realidad en los próximos años.