Top nav

¿Qué les ocurre a los animales salvajes durante los huracanes?

 

Muchas personas están preocupadas por lo que ocurre a los seres humanos durante los desastres naturales como los huracanes. Hay muchos programas de asistencia que les dan ayuda en situaciones de necesidad. Por ejemplo, la Cruz Roja tiene en EEUU refugios nocturnos, un equipo de médicos y psicólogos, menús… También tiene Unidades de Respuesta a Emergencias que circulan en áreas afectadas para dar comida, agua y otro tipo de ayuda.1 También en EEUU hay agencias gubernamentales, como la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), que ayudan a los seres humanos, y muchas organizaciones más pequeñas, tanto públicas como privadas, están preparadas para ayudar en desastres naturales.2

 

¿Pero qué pasa con los animales no humanos? La mayoría de veces son dejados atrás. Tanto las organizaciones gubernamentales como las privadas, incluyendo la Cruz Roja, rechazan por lo general ayudar a perros y gatos, y obligan a los seres humanos a dejarlos atrás cuando estos últimos son rescatados. En algunos países la Cruz Roja tiene listas de refugios para animales, pero estos lugares están normalmente saturados. En muchos lugares hay organizaciones privadas que ayudan a cuidar a los animales afectados por inundaciones, y financian los gastos veterinarios y de comida,3 pero es habitual que se vean superados por la situación, y no pueden ayudar siempre. Por ejemplo, no pueden ayudar en rescates urgentes, cuando se obliga a los seres humanos a elegir entre ser rescatados y permanecer con los animales no humanos con quienes conviven.

 

Lo cierto es que en EEUU la situación ha mejorado. Después del Huracán Katrina en 2015, hubo muchas personas que rechazaron ser rescatadas porque no querían dejar atrás a los perros o gatos con quienes vivían. Esto llevó a un cambio en la ley, de tal manera que se reguló también el rescate de los animales no humanos que viven dentro de las casas. Otros estados tienen ahora leyes similares.4 Esto es positivo para los perros y los gatos, pero el motivo real del cambio fue reducir el peligro para las vidas humanas. La ciudad de Nueva York ha hecho recientes avances para ayudar a los animales, a través de una combinación de leyes locales, y la coordinación entre el gobierno, las asociaciones y la ciudadanía. Cuando el Huracán Sandy llegó a la costa este de EEUU en 2012, la ciudad de Nueva York ordenó que todos los refugios de la ciudad y la red de metro permitieran la entrada de perros y gatos.5 Algunas organizaciones pudieron alojar a animales desplazados gracias a donaciones realizadas por personas preocupadas por estos animales. Además de darles refugio, se les dio comida, agua y tratamiento veterinario, además de organizarse equipos de búsqueda y rescate de animales.6

 

Por desgracia, los animales que viven en la naturaleza suelen ser olvidados. Los seres humanos no se suelen preocupar por ellos como se preocupan por otros animales, como los perros y los gastos. Los animales salvajes no viven con seres humanos, ni interactúan con estos habitualmente. Pero, aunque no tengamos relaciones con ellos, es importante tener en cuenta que también sufren y necesitan nuestra ayuda.

 

Cuando ocurren desastres naturales, los animales salvajes se enfrentan a muchos problemas sin ayuda: destrucción de sus casas, accidentes, heridas, separación de sus familias, desplazamientos, problemas de salud derivados del cambio de hábitat, e incluso la muerte.

 

Mamíferos

rabbit killed in hurricaneLos animales que viven en los árboles pueden sobrevivir a las tormentas más fácilmente que otros animales, como los roedores o los conejos, que se ahogan cuando se inundan sus guaridas. Estos animales pueden incluso ser arrastrados por el viento, y golpeados contra la tierra o contra objetos grandes. Pueden quedar aplastados por ramas que caen de los árboles, como le pasó a este conejo atrapado en el Huracán Sandy. Algunos animales pueden agarrarse a los árboles, pero los más jóvenes son tirados del nido por el viento fuerte.7 Los centros de rescate de animales reciben muchas ardillas afectadas por huracanes.

 

Los alimentos de los animales que viven en la naturaleza también pueden quedar afectados. Las frutas y semillas que comen los ciervos cuando caen de los árboles pueden dispersarse por el viento y pudrirse. El viento puede romper y echar abajo los troncos y las ramas de los árboles, y dejarlos sin frutas. Las aves y otros animales anidan en los árboles, o dependen de ellos para protegerse de los depredadores.8

Aves

Las tormentas perjudican enormemente a las aves acuáticas. Los pájaros que viven en los árboles están más protegidos frente a los golpes de viento. Los pájaros carpinteros pueden encontrar refugio en los agujeros que construyen. Las aves limícolas pueden trasladarse al interior, mientras que las aves marinas y anátidas (patos, ocas, cisnes…) se encuentran a descubierto. El ojo de los huracanes puede atrapar a los pájaros dentro de un muro de viento, desplazando a los animales lejos de su hogar.

 

Otros animales acuáticos

Los huracanes pueden producir olas masivas y una acción violenta en la superficie del agua. Esto provoca la muerte de muchos peces. Animales como delfines, manatíes, peces y pequeños invertebrados pueden ser arrastrados a la orilla. Los nidos de tortugas pueden ser llevados desde la playa hasta el mar. Los peces pueden electrocutarse por las líneas eléctricas que hay bajo el agua.9 Los daños a las dunas y las playas pueden destruir el hogar de animales como los ratones de playa. También destruirse el alimento y refugio de estos animales.10

 

Salinidad e inundación

La entrada de agua salada producida por los huracanes puede llevar agua salada a zonas de agua dulce. Una alta salinidad en estas últimas zonas puede matar a animales como las truchas, que dependen del agua dulce para sobrevivir. Lo contrario puede también dañar a los animales. Las fuertes lluvias pueden provocar la entrada de agua dulce en lugares como lagos, lo que puede matar a los animales que necesitan una alta salinidad.

 

¿Por qué esto debería importarnos?

Debería importarnos lo que pasa a los animales sintientes, puesto que pueden sufrir. Si estuviéramos en su posición, querríamos que nos ayudaran. La mayoría de personas está de acuerdo con que lo correcto es ayudar a los seres humanos en los desastres naturales. Un porcentaje más pequeño de la población, pero quizá también una mayoría, incluiría a los animales como perros y gatos. Son menos quienes extenderían esta ayuda a los animales que viven en la naturaleza. Pero estos últimos sufren igualmente que los animales domesticados y los seres humanos. Si rechazamos el especismo, deberíamos ayudar a todos los animales cuando podamos hacerlo.

 

¿Qué podemos hacer por los animales que viven en la naturaleza?

Algunas organizaciones tienen programas conservacionistas que buscan proteger a los animales salvajes en sus hábitats naturales, pero su objetivo  es preservar determinadas zonas naturales, y consideran que los animales que viven en estas son una parte de la naturaleza. En realidad, debemos centrarnos en los intereses de los animales que son afectados. Hay algunas organizaciones dedicadas al rescate de animales que también ayudan a los que viven en la naturaleza, como Animal League. Durante el Huracán Ike en 2008, Houston SPCA rescató a las ardillas que habían sido arrojadas de sus nidos.11 Sin embargo, la mayoría de organizaciones se centran en ayudar a animales como perros y gatos.

 

La importancia de difundir la consideración por los animales

A día de hoy no tenemos los recursos necesarios para ayudar a los animales no humanos a gran escala cuando necesitan ayuda. Pero hay muchas cosas que sí podríamos hacer, pero que no se realizan en la mayoría de lugares debido a una falta de consideración o de voluntad. Sabemos que muchas acciones son viables, como los esfuerzos llevados a cabo en la ciudad de Nueva York tras el Huracán Sandy, y los programas que existen para rescatar a los animales salvajes. Puedes ayudar a difundir el mensaje de que los animales necesitan nuestra ayuda, y las acciones llevadas a cabo con éxito. Estas podrían desarrollarse y realizarse en otros lugares.


1 American Red Cross (2015) “Disaster relief”, redcross.org [acceso: 28 de octubre de 2015].

2 U. S. Department of Homeland Security (2015) “The disaster process & disaster aid programs”, fema.gov [acceso: 25 de octubre de 2015].

3 World Animal Protection (2015) “Helping animals and their owners affected by Hurricane Patricia in Mexico”, worldanimalprotection.org [acceso: 3 de noviembre de 2015].

4 The American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (2015) “What is the PETS act?”, ASPCA Professional [acceso: 3 de noviembre de 2015].

5 Udell, C. (2012) “Hurricane Sandy and New York City’s pets”, Care2.com, 1 November [acceso: 4 de noviembre de 2015].

6 North Shore Animal League America (2015) “Hurricane Sandy: Animal League America provides relief”, animalleague.org [acceso: 2 de noviembre de 2015]. The Humane Society of the United States (2012) “Pet search and rescue after Hurricane Sandy”, humanesociety.org, November 2 [acceso: 2 de noviembre de 2015].

7 Bryce, E. (2012) “Where do the wild animals go?”, New York Times, November 7 [acceso: 2 de noviembre de 2015].

8 Coyle, K. (2011) “7 things to know about how hurricanes affect wildlife”, blog.nwf.org, 8/27/2011 [acceso: 3 de noviembre de 2015].

9 Zielinski, S. (2015) “What happens to animals in a hurricane?”, ScienceNews, October 2 [acceso: 27 de octubre de 2015].

10 National Wildlife Federation (2015) “Hurricanes and wildlife”, nwf.org [acceso: 27 de octubre de 2015].

11 Houston Society for the Prevention of Cruelty to Animals (2008) “Updates from animal rescue central”, houstonspca.org [acceso: 29 de octubre de 2015].

Comments are closed.

Top nav