Group of turtles climb out the edge of a pond while some sit on a log

Teorías de los derechos: diferentes posiciones

Los derechos salvaguardan los intereses que tienen la personas. Los derechos pueden proteger los intereses de alguien en hacer algo sin interferencia, en tener acceso a un cierto bien, en no sufrir daños, o en tener beneficios (ver el enfoque general). Las teorías de los derechos tratan sobre los tipos de derechos que se poseen o que deberían darse a alguien y por qué.

Las teorías de los derechos pueden referirse a los derechos morales o a los derechos legales. Los derechos legales se conciben como derechos con los que se nace, y que se tienen con independencia de si se poseen o no derechos legales para protegerlos. Algunos teóricos de los derechos no creen que existan los derechos morales, pero defienden los derechos legales para los animales no humanos como una manera de proteger sus intereses. Todos los teóricos expuestos más abajo tienen teorías de los derechos morales.

Hay muchas formas diferentes de teorías de los derechos morales, cada una de las cuales tiene su propio marco de trabajo y argumentos para apoyar las afirmaciones de que los seres humanos, y en ocasiones los animales no humanos, tienen derechos. Según el influyente filósofo moral Immanuel Kant, deberíamos actuar solamente de la manera que querríamos que fuese una ley universal. En otras palabras, solamente existe el derecho de hacer algo si quisiéramos que el resto lo hiciera también. Kant pensaba que esto implica tratar a todos los seres humanos como fines en sí mismos, más que como meros medios para un fin.1

En la actualidad, Christine Korsgaard2 y Julian Franklin3 han defendido la posición de Kant, pero han rechazado su conclusión de que debería aplicarse de manera exclusiva a los seres humanos. Han afirmado que, puesto que los animales no humanos son sintientes, si estuviéramos en su lugar no consideraríamos aceptable que nuestros intereses fueran pasados por alto. Por lo tanto, no solamente los seres humanos deberían ser considerados como fines en sí, sino todos los animales sintientes.

Hay quienes han desarrollado teorías basadas en una posición kantiana, pero intentando evitar algunos de los problemas que dicha posición implica. Un autor, Alan Gewirth, ha afirmado que todos los agentes, por el mero hecho de actuar, están asumiendo que tienen el derecho de actuar, así como otros derechos necesarios para actuar (como los derechos necesarios para sobrevivir),4 y que, por lo tanto, si queremos ser consistentes, deberíamos respetar los derechos del resto. Este argumento ha sido aceptado por Evelyn Pluhar, que defiende que debería aplicarse a todos los seres sintientes, puesto que tienen también los intereses y necesidades que tenemos y debemos tener como agentes para ser protegidos por derechos.5

Tom Regan, un famoso defensor de la posición de los derechos morales para los animales no humanos, tiene otra perspectiva. Mantiene que hay varias razones para concluir que los animales no humanos (o, al menos, muchos de ellos) tienen derechos morales. Quizá cada una de estas razones, tomada por separado, no sería concluyente, pero cuando las consideramos en conjunto tenemos un argumento acumulativo que da razones fuertes para dicha afirmación.6 Considera que tendríamos el derecho a rechazar como insatisfactoria cualquier teoría que niegue los deberes directos hacia los animales no humanos, que niegue que deberíamos aceptar y respetar los derechos morales, o que afirme que solamente los humanos tienen valor inherente. Regan usa el criterio del “sujeto de una vida”, según el cual es necesario poseer consciencia y un cierto nivel de capacidad cognitiva. Según él, cualquiera que sea “sujeto de una vida” tiene valor inherente. Esto incluye no solamente a los seres humanos, sino a todos los mamíferos y a muchos otros animales.

Otro teórico que ha defendido los derechos para los animales no humanos es Gary Francione. Sostiene que los animales no humanos deberían disfrutar de derechos legales que consistirían principalmente en el derecho básico de no ser usados como recursos por otros. Francione no limita su posición a los derechos legales, y afirma que los animales no humanos también tienen derechos morales. Ha defendido que todos los animales sintientes tienen derechos morales básicos debido al hecho de que son sintientes.7

Por último, hay quienes defienden que los animales no humanos deberían tener derechos porque es lo que se sigue de una aplicación consistente y sin prejuicios de la teoría contractualista.8 Esta sección se explica en el apartado Contractualismo.


Referencias

Francione, G. L. (1995) Animals, property and the Law, Philadelphia: Temple University Press.

Francione, G. L. (2003) “Animal rights theory and utilitarianism: Relative normative guidance”, Between the Species, 13 (3) [referencia: 14 de abril de 2013].

Francione, G. L. (2008) Animals as persons: Essays on the abolition of animal exploitation, New York: Columbia University Press.

Francione, G. L. (2010) “Animal welfare and the moral value of nonhuman animals”, Law, Culture and the Humanities, 6, pp. 24-36.

Gewirth, A. (1978) Reason and morality, Chicago: Chicago University Press.

Gewirth, A. (1982) Human rights, Chicago: Chicago University Press.

Gewirth, A. (1996) The community of rights, Chicago: Chicago University Press.

Pluhar, E. (1981) “Must an opponent of animal rights also be an opponent of human rights?”, Inquiry, 24, pp. 229-251.

Rainbolt, G. W. (2006) The concept of rights, Dordrecht: Springer.

Rawls, J. (2010 [1971]) Una teoría de la justicia, Girona: Accent.

Regan, T. (1975) “The moral basis of vegetarianism”, Canadian Journal of Philosophy, 5, pp. 181-214.

Regan, T. (1976) “McCloskey on why animals cannot have rights”, Philosophical Quarterly, 26, pp. 251-257.

Regan, T. (1977) “Frey on interests and animal rights”, Philosophical Quarterly, 27, pp. 335-337.

Regan, T. (1978) “Fox’s critique of animal liberation”, Ethics, 88, pp. 126-133.

Regan, T. (1980) “Utilitarianism, vegetarianism & animal rights”, Philosophy & Public Affairs, 9, pp. 305-324.

Regan, T. (1987) The struggle for animal rights, Clarks Summit: International Society for Animal Rights.

Regan, T. (2001) Defending animal rights, Chicago: University of Illinois Press.

Regan, T. (2004) Jaulas vacías: el desafío de los derechos de los animales, Barcelona: Fundación Altarriba, Amigos de los Animales.

Regan, T. & Singer, P. (eds.) (1989 [1976]) Animal rights and human obligations, 2nd ed., Englewood Cliffs: Prentice Hall.

Regan, T. & VanDeVeer, D. (eds.) (1982) And justice for all, Totowa: Rowan and Littlefield.

Rollin, B. E. (2006 [1981]) Animal rights & human morality, 3rd ed., New York: Prometheus.

Rowlands, M. (2002) Animals like us, London: Verso.

Sumner, L. W. (1987) The moral foundations of rights, Oxford: Oxford University Press.


1  Kant, I. (1997) Lectures on Ethics, Cambridge: Cambridge University Press; (2008 [1785]) Fundamentación de la metafísica de las costumbres, Madrid: Espasa; (2013 [1788]) Crítica de la razón práctica, Madrid: Alianza.

2  Korsgaard, C. (2005) “Fellow creatures: Kantian ethics and our duties to animals”, The Tanner lectures on human values, 25/26, pp. 77-110; (1996) The sources of normativity, Cambridge: Cambridge University Press, pp. 152-153.

3  Franklin, J. H. (2005) Animal rights and moral philosophy, New York: Columbia University Press.

4  Gewirth, A. (1978) Reason and morality, Chicago: Chicago University Press.

5  Pluhar, E. (1995) Beyond prejudice: The moral significance of human and nonhuman animals, Durham: Duke University Press.

6  Regan, T. (2016 [1983]) En defensa de los derechos de los animales, Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica.

7  Francione, G. L. (2000) Introduction to animal rights: Your child or the dog?, Philadelphia: Temple University Press.

8  Rowlands, M. (2009 [1998]) Animal rights: Moral, theory and practice, 2nd ed., New York: Palgrave Macmillan.