Top nav

Close-up of a hen in a cage, with her head turned to the side and one eye looking out

El especismo es injustificado

Al igual que el machismo y el racismo, el especismo es una forma de discriminación. El machismo y el racismo son el trato injusto de los miembros de ciertos grupos de seres humanos. El especismo es el trato injusto de los miemebros de ciertas especies.

Se dice a veces que no hay motivos convincentes para respetar a los animales no humanos. Pero en realidad hay buenas para concluir que la manera en que la mayoría de animales sufren y mueren es injusta, y que el especismo es totalmente inaceptable. A continuación se pueden ver algunas razones por las que el especismo es injustificado.

¿Deberíamos discriminar a quienes son menos inteligentes?

Hay quienes dicen que no debemos respetar totalmente a los animales porque son menos inteligentes que los seres humanos. Es verdad que la mayoría de seres humanos tienen ciertas que capacidades que otros animales no tienen. Sin embargo, hay seres humanos que no tienen capacidad de razonar o no poseen algún tipo de capacidad intelectual, como ocurre con las personas ancianas o con discapacidad intelectual. ¿Es justo que nos aprovechemos de esos seres humanos sencillamente porque son menos inteligentes? Por supuesto que es injusto. También es injusto discriminar a otros animales que no tienen nuestras mismas capacidades.

Quienes usan la inteligencia como un motivo para discriminar a los animales no humanos, deberían discriminar también a muchos seres humanos. Además, hay capacidades que algunos animales no humanos tienen, pero los seres humanos carecen de ellas. Algunos animales son capaces de volar, tienen un sentido del olfato desarrollado, o la capacidad de correr a gran velocidad.

Tener simpatía por alguien no justifica perjudicar a otros individuos

Hay quienes defienden que es aceptable disciminar a los animales de otras especies porque los seres humanos no tienen relaciones cercanas o de afecto con ellos. Según esta posición, los seres humanos tienen relaciones cercanas y de afecto con otros seres humanos, y por ese motivo es injusto discriminar a otros humanos. Sin embargo, hay también seres humanos que carecen de relaciones con los demás. Hay personas ancianas y huérfanas por las que nadie se preocupa. Hay niños cuyas familias han muerto, y que son víctimas del trabajo infantil. Quienes los esclavizan no se preocupan por ellos. Pero esto no justifica su explotación. Pensamos que estos seres humanos deberían ser respetados. Consideramos injusto discriminar a quienes no tienen relaciones humanas cercanas. Si esto es injusto, es inaceptable emplearlo como argumento discriminar a seres humanos o a animales no humanos.

Los seres humanos son más poderosos

Hay quienes argumentan que los seres humanos pueden discriminar a los animales no humanos sencillamente porque los seres humanos son más poderosos. Este es el mismo razonamiento que se ha usado para explotar y esclavizar a muchos seres humanos. Si nos oponemos a la ley del más fuerte, no podemos usarla para discriminar a los animales no humanos.

intro-speciesism

Pertenecen a una especie diferente

Hay quienes dicen que está bien discriminar a otros animales por ser de una especie diferente. Esto es lo mismo que decir que podemos discriminar a otros animales porque sí. La pertenencia a una especie es irrelevante a la hora de determinar si alguien puede ser dañado o beneficiado por nuestras acciones. Lo relevante es si alguien puede sufrir y disfrutar. Ignorar el elemento más importante (la consciencia), es como decir “porque sí”. Este razonamiento es circular. Quienes argumentan de esta manera han asumida ya desde un inicio lo que están intentando demostrar: que el trato a otros animales debería depender de la especie a la que se pertenece.

Si aceptáramos que podemos discriminar a los animales de otras especies “porque sí”, deberíamos aceptar también cualquier tipo de injusticia o discriminación por la misma razón. Alguien que quisiera defender el racismo podría decir también que podemos discriminar a los seres humanos de otro color de piel por ser de otro color de piel. Pero esto es como decir nada.

El especismo es una injusticia

Para analizar si una situación injusta, podemos ponernos en la situación de las partes implicadas. Por ejemplo, supongamos que queremos analizar si el racismo es injusto. Deberíamos ponernos en el lugar de los individuos afectados. Deberíamos tener en cuenta no solamente la perspectiva de quienes se benefician por el racismo, sino también la perspectiva de quienes son dañados por esta discriminación. Esto es lo que requiere la imparcialidad.

Si estuviéramos en el lugar de los animales no humanos, y sufriéramos como ellos lo hacen por el especismo, ¿lo aceptaríamos?

Está claro que no. Nunca lo aceptaríamos si fuéramos las víctimas. Si pensamos que la justicia exige ser imparcial, no podemos considerar que esto sea justo. Por lo tanto, el especismo es injusto.

En esta página web puedes ver qué puedes hacer para ayudar.

Top nav